Amor Verdadero

Maestra Arlet Camacho de Rivas

Siguiendo un poco con la temática del artículo anterior, en éste, me gustaría seguir profundizando sobre el significado del verdadero amor.

Ahora que estamos en el mes de la devoción a Nuestra Señora de los Dolores, nos podemos preguntar ¿el amor duele? Si reconocemos a la Stma. Virgen como nuestro modelo por excelencia en la fe, la esperanza y el amor, nuestra respuesta será afirmativa, pues sólo hace falta mirarla cómo, siempre de pie, permanece junto a su Hijo agonizante en la cruz.

Cuando hablamos de amor, se nos vienen a la mente diferentes formas de amar, por ejemplo: el amor hacia nuestros padres, el amor de una madre, el amor entre hermanos, el amor hacia los abuelos, el amor entre amigos y el amor por excelencia, el de los esposos.

Por qué me refiero al amor de los esposos como el amor por excelencia, porque es el único que debería de ser exclusivo, para siempre y total, en el que se trate de alcanzar la plenitud total de la persona, en el que se trascienda, en el que el cariño mutuo crezca, se acrisole y brille, en el que el verdadero amor se consolide y madure.

El verdadero amor, es desinteresado, fiel, voluntario, exclusivo, de donación.

Para saber amar, se tiene que luchar día con día, ser creativos, proactivos, estar siempre alertas buscando el bien de la persona amada, pero ojo, nadie puede dar lo que no tiene, ¿qué podemos donar de nosotros si somos superficiales, egoístas, huecos?, ¿cómo podemos ser fieles al otro, si no podemos ser fieles a las cosas pequeñas de cada día? Y así podemos seguir reflexionando sobre lo que implica el verdadero amor.

En el amor de los esposos es importante cuidar los detalles, hacerse responsables los dos de cuidarlo, deben conocerse y ayudarse mutuamente, aceptarse siempre con miras a superarse, respetando siempre la individualidad y la libertad del cónyuge, saber discutir y aprender a reconciliarse lo antes posible, saberse el mayor bien que Dios les ha otorgado.

¿Por que dedicar más espacio al amor entre los esposos?, la respuesta es sencilla, pues del verdadero amor entre los esposos, se desprende un buen matrimonio, una buena familia, hijos que sabrán dar amor a sus padres, abuelos, amigos y en un futuro formar ellos también una nueva familia, estable y plena.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player





Recibir boletín:
Dejar de recibir boletín

Facebook Twitter
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player