El camino de la fe en un país no cristiano (parte3)

P. Ignacio Martínez Báez. MG

Encuentros con algunos japoneses que me han ayudado a profundizar en mi camino de fe

Introducción.

En este tercer testimonio les platicaré mi encuentro con un gran hombre, el profesor Hideo Takeda, ahora ya profesor emérito de Literatura Japonesa de la Universidad Femenina de Musashino en Tokyo.

Tuve el honor de conocerlo, por medio de otra gran mujer, Michiko Ota, que es la primer mujer en estudiar y obtener un grado en el Instituto Bíblico de Roma, ella es la fundadora de una organización no gubernamental llamada “Paz en la Tierra”1, que tiene como objetivo promover actividades en favor de la causa del pueblo palestino. En una reunión de este grupo conocí al profesor Takeda, ahí pudimos empezar a intercambiar opiniones acerca de la situación del pueblo de Israel y la causa palestina y su relación con el mensaje bíblico. Posteriormente tuvimos la oportunidad de viajar junto con un grupo de miembros de esta organización a Tierra Santa para conocer el desarrollo de los proyectos que auspicia esta ONG y de tomar un curso bíblico con Michiko, este viaje fué maravilloso, para mí fué una gran experiencia espiritual, el cual también me unió más con el profesor Takeda, en cuanto a compartir los valores que como humanidad nos unen: La solidaridad y la paz, no importa la religión, la cultura y la nacionalidad que tengamos.

Hemos compartido momentos muy significativos, tanto con él, como con su familia, por ejemplo, me invitaron a realizar la ceremonia de matrimonio de su hijo mayor, los he acompañando en el proceso doloroso del cáncer de su esposa que sigue luchando con gran entereza, la dificultad del divorcio de su hija, la alegría del nacimiento de su primer nieto, también hemos viajado juntos por lugares preciosos de Japón, etc.

Igualmente, yo he aprendido mucho del corazón japonés, de su cultura, de su entramado interior a través de las largas pláticas con el profesor Takeda, he conocido mucho de la apasionante literatura japonesa gracias a sus conversaciones, a sus sugerencias y a sus atinadas opiniones. Incluso, mi gusto por la obra literaria de Oe Kenzaburo tiene mucho que ver gracias a los consejos del profesor Takeda, incluso, en el desarrollo del trabajo de mi tesis de Licenciatura en Filosofía basado en la obra de este famoso novelista y premio Nobel, tuvo mucho que ver la ayuda y la guía del profesor Takeda2.

Creo que he olvidado decir que mi gran amigo no está bautizado3, y vive una vida bastante coherente con los principios budistas. pero eso no ha influido en nuestra amistad, pues siempre ha habido un gran respeto a nuestras convicciones vitales, yo he aprendido mucho de él, como ser humano, como pensador, como hombre de bien y gran luchador de la paz, por mi parte espero haber compartido un humilde testimonio de fe y esperanza cristiana, yo lo siento así, pues disfrutamos mucho nuestros encuentros, sobre todo, cuando Noriko, su esposa nos prepara una rica cena con ese sazón propio de las mamás japonesas de antaño y al calor de un buen sake compartimos aquello que bulle en nuestras mentes y en nuestros corazones.

Doy gracias a Dios por haberme permitido conocer a este gran hombre, pues en esta amistad encontré un verdadero mentor, que me ha ayudado con paciencia, respeto y cariño a descubrir la belleza interior de este gran pueblo, a enamorarme de su cultura, de su historia y de sus tradiciones, pero sobre todo, aprender, como creyente, a confrontar y amar más mi fe desde las coordenadas de una cultura y religiosidad diferente. Como misionero, me siento bendecido de poder ser parte de la maravillosa aventura de compartir nuestra fe cristiana en medio de este gran pueblo japonés.

Atentamente en Cristo Misionero. P. Ignacio Martínez Báez. MG

Director Espiritual del Seminario Menor de Misiones Extranjeras.
(Misioneros de Guadalupe)
Guadalajara Jalisco.


1 Este nombre está tomado del texto del Evangelio de San Lucas, 2,14. Cuando los ángeles les anuncian a los pastores el nacimiento del Salvador de la humanidad. Interpretando este texto como la paz en “esta” tierra se puede referir concretamente a Palestina.

2 En abril de 2011 obtuve la Licenciatura en Filosofía por la Universidad Intercontinental (México DF) defendiendo la tesis titulada: La religión y su significado antropológico en la obra de Oe Kenzaburo.

3 Creo que es bueno recordar que sólo el 0.03% de la población de Japón son católicos, es decir, de cada 1000 habitantes, sólo 3 son católicos.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player





Recibir boletín:
Dejar de recibir boletín

Facebook Twitter
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player