Cuarenta años de la Bioética

Dr. Oscar J. Martínez González

Si intentamos hacer un análisis de cuál es la situación actual de la Bioética en el mundo, nos encontraríamos que a 40 años de distancia de sus inicios, la Bioética ha podido colocarse como una nueva disciplina, tanto en el campo de la atención médica y la investigación biomédica, como en otros campos académicos como en el del derecho y la economía, etc., y ha llegado a ocupar un lugar importante en el campo de las políticas públicas e incluso los medios de comunicación presentan frecuentemente notas relacionadas con temas de Bioética.

En estos años se han formado colegios, academias, asociaciones, centros de investigación, facultades, organizaciones gubernamentales como Comisiones Nacionales de Bioética en muchos países del mundo, e incluso en octubre del 2005, la UNESCO presentó la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos.

Existen programas académicos que ofrecen las universidades en el mundo, que van desde materias electivas y cursos monográficos, hasta la formación de maestros y doctores en Bioética.

Se han editado libros de todo tipo en relación con la Bioética y los centros de investigación de diferentes países editan publicaciones periódicas en varios idiomas. Además, la información sobre temas de Bioética que se puede obtener a través del Internet y de diferentes bases de datos electrónicas, podríamos decir que cubre actualmente todo tipo de temas relacionados con la Bioética.

Parecería que la Bioética, según lo hasta aquí descrito, ha llegado y ha conquistado los diferentes campos que estaba destinada a cubrir, sin embargo, haciendo un análisis más profundo de la situación, podremos encontrar lo siguiente:

1. A pesar de hablar de una sola disciplina: la Bioética, encontramos que aun autores de libros y de trabajos científicos serios no coinciden al hablar de la definición de la Bioética y, mucho menos, cuando no siguen la metodología que debería de seguir cualquier disciplina que se basa en la ética.

2. Cualquier persona, aun sin haber recibido una formación académica en las disciplinas básicas en las que se fundamenta la Bioética (filosofía, derecho, biomedicina), participa como miembro de un Comité de Bioética o se transforma incluso en un conferencista o profesor o llega a ocupar un cargo directivo en una institución de Bioética pública o privada.

3. En los Estados Unidos de Norteamérica, país en donde se dieron los primeros pasos en el campo de la Bioética, se ha ideado una metodología para la misma que, al ser la primera y al haber recibido gran difusión, ha logrado imponerse en la mayor parte de los países del mundo.

4. Esta metodología de la bioética se ha tomado como base en muchos países para generar normas, reglamentos e incluso leyes relacionadas con la atención médica, la investigación que utiliza al hombre, los Comités de Bioética en hospitales y muchas otras situaciones que tienen que ver con la toma de decisiones relacionadas con la vida humana.

Ante el pluralismo que existe en el panorama bioético internacional, y ante la improvisación, que muchas veces se da de parte de quienes están participando en esta disciplina, la reflexión sobre el valor de la vida y la dignidad de la persona humana, principal razón de ser de la Bioética, no es algo que incluyan dentro de los argumentos que exponen para resolver los problemas bioéticos que tratan.

Es importante recordar que para que todo progreso científico y cultural cumpla con el bien común, es necesario que promuevan siempre el bien de la persona humana, desde su concepción hasta su muerte.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player





Recibir boletín:
Dejar de recibir boletín

Facebook Twitter
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player