“Deja tu casa, a tus hijos, padres y hermanos, toma tu cruz y sígueme”
La Iglesia en la Independencia de México

‘Estamos de fiesta en México como en otros países de América Latina, festejando en este 2010 la Independencia de nuestra Nación. Y en estos días de fiesta del llamado mes de la Patria, es importante meditar sobre la realidad de nuestro México en aspectos como la justicia social, el respeto al derecho del otro y pleno ejercicio de la libertad, incluyendo la Libertad Religiosa’.

Medita en un mensaje de Fe, las enseñanzas del Evangelio, Salvador Alejandro González, conductor del programa quien lamento el bajo nivel cívico de nuestros tiempos cuando los ideales de servicio se han perdido en las nuevas generaciones y los niños hoy buscan ser como ‘esos personajes tristemente famosos que han traído corrupción y violencia al nuestro país y ya no aspiran a los nobles oficios de ser bomberos o policías o algún profesionista’.

Por su parte Juan Bosco Laris, comentó que ‘en nuestra identidad nacional y como buenos cristianos debemos buscar como siempre primero el Reino de Dios y su Justicia y hacer que este Reino implantado por Jesús, se expanda por todos los confines de la tierra, especialmente en nuestra Patria’. Felicidades a todos los mexicanos y Dios quiera que en la unidad y la solidaridad hagámos un mejor país y una mejor sociedad.

Entrando en materia, los analistas de Un mensaje de Fe, dieron una profunda revisión al sentido exegético del Evangelio de Lucas 14, 25-33 que presenta dos parábolas de las llamadas ‘palabras duras de nuestro maestro y redentor’, que nos dice que si alguno quiere seguirle y no le prefiere a su padre y a su madre, a su esposa e hijos, a sus hermanos y hermanas, aun más, a si mismo, no puede ser su discípulo’. Con lo que Jesús nos dice que ‘debemos preferirle por sobre todas las cosas, cargar nuestra cruz y seguirle’.

Juan Bosco dice en este sentido que: “Seguimos en el camino a Jerusalén y una gran multitud sigue a Jesús, en versículos anteriores se habla de la gratuidad absoluta de la invitación de Dios a su formar parte de su Reino, ahora Jesús nos habla de la correspondencia. Palabras duras que en el texto original son aun mas duras, ya que por ejemplo se usa el termino ‘si no odias a…, que en entre los antiguos significa amar menos’.

Los analistas recordaron que Jesús nos dijo que el no venía a suplir la antigua ley sino a cumplirla y en la Ultima Cena dijo a sus discípulos ‘ámense unos a otros como yo les he amado a ustedes’.

La segunda Parábola de este Evangelio habla sobre la edificación de una torre y un rey que emprende una guerra y se concluyó que para iniciar una empresa hay que valorar cuales serán las exigencias y se aseguró que es preferible no comenzar si no se puede concluir.

Jesús nos habla también de la prudencia de ese rey que superado por el ejército enemigo mejor busca la forma de alcanzar la paz y nos dice que entrar en el camino de su Palabra y sus enseñanzas es una empresa larga que exige grandes sacrificios y que el premio de dejarlo todo, -casa, padres, hermanos-, es la vida eterna siendo prioritario renunciar la tentación de confiar en los bienes materiales. Lamentablemente se reflexionó, las personas hoy día buscan más el tener y no el ser, desperdiciando la capacidad humana de amar y servir.

Se señaló que ‘como que como Iglesia Peregrina vivimos ya parte del Reino de Dios y que no estamos solos para poder triunfar en la Empresa de la Fe ya que contamos con la fuerza del Espíritu Santo.

El conductor del programa nos recordó que nuestra responsabilidad ante el maravilloso regalo que Dios nos Dio al otorgarnos una alma no es solo devolvérsela limpia sino ‘como nos dice nuestra hermana Martha Arauz de Mundo Unitatis, hay que llevársela embellecida’.

En la segunda parte del programa se presento el primero de tres programas que abordarán el tema de Iglesia e Independencia, en el cual se desarrollo una entrevista al P. Roberto Trujillo, Doctor en Historia Eclesiástica y Catedrático de la Universidad pontificia de México quien para centrarnos en el tema de la Iglesia y la Independencia nos hablo de los antecedentes de la fundación de la misma Iglesia en México y América.

Sabemos que ello ocurrió cuando Cristóbal Colón en la búsqueda de nuevas rutas de comercio con la India llegó a América y sin saberlo descubrió un nuevo continente que tendría que ser Evangelizado, según nos lo pidió nuestro Maestro y Redentor, ‘llevar su palabra a todos los confines del mundo’.

Al regreso de Colón a Barcelona dio los informes de las tierras a las que había llegado, muriendo este navegante europeo sin saber que había descubierto un nuevo continente.

Fernando el Católico pide al Papa Alejandro VI, Alejandro Borgia, las Bulas para Evangelización de las tierras que se habían descubierto, siendo estas las Blas del 3 y 4 de mayo de 1493 sin embrago es el Papa Julio II quien emite en 1508 “bula del Patronato” que da la encomienda a los Reyes de España de la Evangelización de los pueblos de las Indias como se les conocía en esos años.

Fue un proceso largo nos dice el entrevistado que duró en su primera fase alrededor de 70 años, siendo que ‘la evangelización propiamente hablando empezaría con la llegada de los tres primeros frailes flamencos en 1523, Fr. Juan de Tecto, Fr. Juan de Ahora y Fr. Pedro de Gante. Al año siguiente 24, llegan los doce primeros frailes franciscanos a cuyo frente venía Fr. Martín de Valencia y ahí ya podemos hablar de todo un programa evangelizador hasta nuestros días’.

El primer año de Evangelización estuvo dedicado propiamente al aprendizaje de la lengua indígena, uno de los principales retos de la evangelización en todo el mundo y a lo largo de toda la historia.

“Y eso es precisamente lo que marca, marca el inicio porque obviamente no se va a dar todo como por arte de magia sino que va ir lentamente a lo largo de todo el siglo. Ahora bien al final de la primera década de la conquista bueno viene el acontecimiento Guadalupano pero contrariamente a los que muchos piensan, como si estuviéramos en la época actual, de que se apareció Guadalupe y todo mundo lo supo y todo mundo vio el nuevo acontecimiento, no, es un proceso, yo me atrevería a firmar que en el siglo XVI el acontecimiento Guadalupano es un fenómeno indígena, el XVII poco a poco se va haciendo criollo, hasta que ya la sociedad criolla le jura patronato y la proclama Patrona de la Nueva España en el XVIII, no obstante Guadalupe es dijéramos el mayor signo de inculturación del Evangelio en nuestra Patria y no porque este morena o cosa así, sino porque lo asume el indígena y lo presenta a la nueva sociedad como su signo de cristianización”. Nos comenta el entrevistado de un mensaje de Fe.

Si usted no escuchó el programa este domingo 5 de septiembre, escúchelo en www.unmensajedefe.com.mx y le invitamos a estar pendientes de nuestra programación de septiembre y octubre en ESNE TV donde se presentarán tres especiales de Iglesia e Independencia, un programa especial de San Pio de Pietrelcina y un especial de Libertad Religiosa, entre otros temas.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player





Recibir boletín:
Dejar de recibir boletín

Facebook Twitter
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player